sábado, 9 de diciembre de 2017

Criminalidad | Cayó alias ‘Tom’, principal cabecilla de La Oficina de Envigado

Aliasm Tom
La Policía Nacional, en coordinación con la Fiscalía General de la Nación, capturó en Antioquia a Juan Carlos Mesa Vallejo, por cuyo paradero el gobierno de Estados Unidos ofrecía una recompensa de hasta 2 millones de dólares. Era el principal socio y aliado del ‘Clan del Golfo’ en esa región. ‘Es un golpe estructural al crimen organizado’: general Nieto.

Justo en el momento en el que celebraba su cumpleaños número 50, Juan Carlos Mesa Vallejo, conocido en el mundo del crimen organizado como ‘Tom’ o ‘Carlos Chatas’ y declarado como objetivo de alto valor para la fuerza pública en Colombia, fue capturado en el municipio de El Peñol (Antioquia), por grupos especiales de la Policía Nacional de todos los colombianos, en el marco de la ‘Operación Omega’.

Por este delincuente, considerado el principal cabecilla de la llamada ‘Oficina’ y uno de los capos más buscados, el gobierno de Estados Unidos ofrecía una recompensa de hasta 2 millones de dólares.

Durante la acción policial, coordinada con la Fiscalía General de la Nación, se incautaron 4 armas de fuego, 2 de estas con silenciador, proveedores, 14.000 dólares, cerca de 96 millones de pesos, celulares, 7 vehículos de gama alta, una lancha y joyas.

“Es un golpe estructural al crimen organizado”, sostuvo el director general de la Policía Nacional, general Jorge Hernando Nieto Rojas, durante la rueda de prensa efectuada en el Comando de la Policía Metropolitana de Medellín, de la cual también participaron la Fiscalía y la Alcaldía de Medellín.

Las informaciones de inteligencia y los seguimientos efectuados, permitieron a los uniformados ubicar la lujosa finca, situada en la vereda Guaimito.

En ese lugar se estaba llevando a cabo la fiesta de cumpleaños, donde permanecían, entre otras personas, tres mujeres, una de las cuales tenía las características físicas que correspondían a la esposa del cabecilla del crimen organizado en Medellín.

[con informacion de HSB noticias]

En Cáceres, Antioquia, sólo funciona el 20% del alumbrado público

La comunidad en rechazo y símbolo del mal servicio, puso 3 velas apagadas en el Palacio Municipal.

Caracol radio

En plena época navideña donde deben brillar las luces, ciudadanos del municipio de Cáceres, Bajo Cauca en Antioquia, se quejan del mal servicio del alumbrado público.

Según el concejal Sebastián Mazo, seguirán las movilizaciones hasta que haya respuesta a esta problemática, donde han identificado que se requieren unas 1500 lámparas.

“El objetivo de esta marcha es que el alumbrado público sea convertido en una necesidad, que la comunidad que Cáceres pide que sea solucionado por parte de la Administración Municipal. Ya la gente está cansada de pagar un servicio público donde no se está prestando, nos da miedo salir a las 7 de la noche, requerimos unas 1500 lámparas”, indicó.

Señala el concejal Mazo que se iba hacer una licitación para que un tercero preste el servicio, sin embargo, porque esa decisión traería inconvenientes legales, aún no se sabe cómo se va a solucionar.

La comunidad exige una pronta solución y aseguran que en algunas veredas y corregimientos del municipio están a oscuras, por lo que seguirán las marchas.

 [con información de caracol radio]

viernes, 8 de diciembre de 2017

Colombia en contravía

“En 1949 el oro, en el Bajo Cauca antioqueño, parecía hierba. Miles de personas sacaron oro y no había quién comprara tanto. Los maestros, albañiles, vendedores de paletas, carpinteros, almacenistas, vaqueros, cantineros, negociantes y pescadores han dejado sus oficios en el Bajo Cauca para meterse a ‘miniar’. El aumento de los precios del oro, desatado a finales de 1979 han hecho crecer muchos caseríos que se han visto invadidos por una nueva oleada de mineros de todas partes. Los colonos que antes sembraban maíz, arroz, después de tantos años de abandono, resolvieron aprender a sacar oro”, escribía el periodista Juan José Hoyos en 1980.

Hoy el periodista tendría que escribir sobre las nuevas dinámicas de la minería y volver al Bajo Cauca para ver la devastación, la descomposición social, la persecución que el Gobierno y las empresas multinacionales han emprendido contra ese minero que vio brotar oro y al que nunca le dieron la tierra porque ahí estaba la riqueza.

Y una de las principales banderas de este gobierno es que hay que darle paso a la locomotora minera porque las regalías servirán para el posconflicto. “Es un discurso extorsionista: si no nos compran carbón, no hay paz. Este es un país quebrado. El Gobierno distorsiona la realidad. Hay que meterle a la locomotora porque aporta a la economía: mentira. En el 2015 los hidrocarburos aportaron 80% en las regalías mientras la minería aportó 20%”, agrega Luis Álvaro Pardo.


Mientras otros países buscan estrategias para mejorar la vida en el planeta, Colombia continúa en su plan consumista y depredador de las reservas forestales. El Bajo Cauca antioqueño ya está casi todo explotado con minería a cielo abierto. Allí las empresas multinacionales ejercen control del territorio, no las instituciones y a los pequeños mineros ya no les pagan por producción, sino por salario, es decir, una nueva esclavitud.
Minería en el Bajo Cauca. Foto: Bibiana Ramírez – APR.
El proyecto minero La Colosa, en el Tolima, “acabaría con la despensa agrícola que es Cajamarca, se traslapa con ecosistemas de alta montaña, genera conflictos socioambientales y hay descomposición del tejido social. El 85% de la cuenca del río Coello está concesionada. Después de sufrir desplazamientos y masacres por el conflicto, llegó la minería también a desplazar”, dice Robinson Mejía, líder de Cajamarca.

En Girardota (Antioquia), Enka de Colombia instaló hace un par de años una termoeléctrica a carbón, cuando la industria ya la califica como obsoleta. Esta ha aportado a la contaminación que prende las alarmas en Medellín. En el oriente antioqueño hay proyectadas 50 hidroeléctricas. En el 2018 inundan Hidroituango. Y así, en casi todo el país se implementa un desarrollo que va en contravía de la vida humana, animal y vegetal.

“Estamos siendo desplazados a nombre del desarrollo. Lo de la minería bien hecha es una ideología, no tiene ningún contexto”, dice Jairo Castrillón, líder del municipio de San Roque, en Antioquia.

San Roque

Rosa Elena Monsalve es coordinadora de la mesa municipal de la asociación de víctimas y comité de derechos humanos del corregimiento de Providencia, en San Roque. Llegó hace poco a este corregimiento con la intención de ayudar a organizar esa comunidad de dos mil habitantes que están en riesgo permanente por Gramalote, una filial de la Anglogold Ashanti.

“San Roque y sobre todo Providencia fueron muy aporreados por el conflicto armado y ahora nuevamente son víctimas, ahora por el Gobierno que los criminaliza por ser mineros”.
Cuenta Rosa Elena que Gramalote hace desplazar a la gente voluntariamente porque vivir allí se vuelve costoso con la llegada de foráneos a trabajar en la mina. “Fuera de eso están cerrando las minas y entables, y quedan las familias sin con qué alimentarse”.

Ella recuerda que en julio, cuando los niños entraron de vacaciones a la escuela, muchos fueron sin desayunar. “El Gobierno, por un acto administrativo, hizo levantar unos entables y no hubo donde lavar el oro. La gente no tenía con qué comer. ¿Eso es construir paz? Es algo complejo y absurdo”.

Recuperar el Estado

Robinson Mejía cuenta que en Cajamarca hacen el festival del carrao, “carros que adornamos con lo que produce la tierra, fomentando identidad”. En el 2011 realizaron la primera marcha carnaval con doce mil personas, a la segunda llegaron treinta mil, este año en la novena participaron 120 mil y para el 2018 esperan que 125 municipios completos asistan. “Resistir es una fiesta, defender la vida es una fiesta”.

Luis Álvaro Pardo dice que es necesario recuperar el Estado para los colombianos. “Unas políticas enfocadas al interés general, un nuevo código minero desde las comunidades. No subsidiemos más las empresas multinacionales”.

Rosa Elena, con el apoyo de organizaciones sociales, quiere crear una mesa minera en San Roque “En esa mesa queremos hacer la propuesta de la defensa del territorio. Providencia va a ser un epicentro de minería a cielo abierto y van a desaparecer las montañas. Es un pulmón que vamos a dejar desaparecer si no nos podemos las pilas”.

[con informacion de prensa agencia rural]

Criminalidad | Incautado material utilizado para minería ilegal en Antioquia

Tropas de la Armada Nacional en desarrollo de operaciones de vigilancia, interdicción y seguridad fluvial conjuntas y coordinadas, incautaron elementos utilizados para la explotación ilícita de yacimientos mineros en el departamento de Antioquia.

En la primera operación que tuvo lugar en el municipio de El Bagre (Antioquia), se logró la incautación de 3.000 galones de Acpm que eran transportados en un bongo tipo planchón, remolcado por una embarcación metálica de color negro y sin nombre. Este material fue puesto a disposición del Secretario de Gobierno Municipal, por no presentar los documentos legales para su transporte al momento de la verificación.

La segunda operación

Se desarrolló de manera conjunta y coordinada con personal del Ejército Nacional y el CTI de la Fiscalía en el sector de Las Pampas, municipio de Cáceres (Antioquia), donde se logró la incautación de cinco retroexcavadoras, un motor y dos motobombas con que se ejercían labores de explotación ilícita de yacimiento minero, causando invaluables daños a los recursos naturales no renovables en este lugar. El material fue puesto a disposición de la Fiscalía Seccional 82 de Cáceres, Antioquia.

La Armada Nacional seguirá realizando operaciones de registro y control fluvial, evitando la explotación ilegal y preservando los recursos de la región, reafirmando su compromiso de continuar desarrollando operaciones ofensivas, con el fin de desvertebrar los grupos al margen de la ley.

[con informacion de armada nacional]

jueves, 7 de diciembre de 2017

Medio Ambiente | Ciénagas en Nechí y Caucasia declaradas áreas protegidas


Las 12.227 hectáreas que conforman las ciénagas El Sapo y Hoyo Grande, ubicadas en el municipio de Nechí y Caucasia, fueron declaradas áreas protegidas por Corantioquia.

Las ciénagas son ecosistemas estratégicos debido a la alta biodiversidad que poseen y su papel en la regulación hídrica de los caudales de los ríos Nechí y Cauca. Un espacio que es reconocido por los pobladores como la “tierra de agua” debido a que es fuente de provisión y sustento de las comunidades vecinas y las poblaciones ribereñas del río Nechí.

Las ciénagas son hábitat de especies amenazadas como el bagre rayado, el jetudo, el bocachico, la dorada, el blanquillo, el capaz, la doncella, el sirirí norteño, el jaguar, la guagua, la tortuga morrocoy, el caimán aguja, el abarco, el comino o laurel, el sapán, el caobo y el coco cristal.

“Hay que decir que estas ciénagas tiene una presión muy grande por dos tipos de actividades productivas: uno la ganadería de búfalos que son un riesgo por el peso de estos animales en términos de que estas ciénagas se se sequen o alteren sus condiciones hídricas y la segunda son la minería”, indicó Alejandro González, director de Corantioquia.

Acciones integradas como limpieza de caños, proyectos piscícolas, tortugarios y viveros para reforestación con especies nativas; son actividades que se llevan a cabo por los Consejos Comunitarios Afro y asociaciones de pescadores, las cuales hacen parte de la estrategia denominada Humedales de Vida, que incluye también trabajos para incentivar la producción sostenible.

Esta declaratoria nos va a permitir blindar a esta zona, proteger a estas comunidades porque les posibilita el futuro económico a los pescadores que es una buena parte de las personas que viven en estos lugares”, agregó González.


Con esta declaratoria ya son 213.337 hectáreas protegidas en la jurisdicción de Corantioquia.

[con informacion de el Colombiano]

Luis Pérez niega nexos con narcotraficante José Bayron Piedrahíta

El gobernador de Antioquia habló de las circunstancias en las que conoció al llamado capo de Caucasia. "No tengo ninguna relación con él", dijo.
En su columna del pasado fin de semana, Yohir Akerman hizo referencia a la supuesta cercanía que existe entre el gobernador de Antioquia, Luis Pérez y el narcotraficante José Bayron Piedrahíta. Este martes, la máxima autoridad del departamento de Antioquia, se refirió al tema.

En diálogo con Caracol Radio, Pérez reconoció que conoció a Piedrahíta cuando era candidato a la gobernación, en un almuerzo en el que estaban varias personas. En ese evento social, el cuestionado empresario presentó un público reconocimiento a la candidatura de Pérez y, posteriormente, lo vio en el municipio de Barbosa, donde también estaba con su esposa.

En ese municipio, según Pérez, participó en varias reuniones que estaban en la agenda de su campaña. "En dos de esas reuniones estuvo Piedrahíta Ceballos con su esposa, como un empresario reconocido”, dijo a Caracol Radio. 

”Entiendo que él es un gran empresario. En Caucasia tiene como cuatro o cinco empresas reconocidas y fue presidente de la Asociación de Ganaderos del Cauca… lo vi a distancia en Barbosa en la actividad política de un señor Vanegas que era en precandidato y luego también lo volví a ver ese mismo día más tarde, en un acto que organizó el alcalde actual de Barbosa en su momento candidato. Creo que no lo volví a ver en ninguna otra actividad, no tengo ninguna relación con él”, precisó el gobernador en la conversación que sostuvo con la cadena radial. 
Según ese medio, Pérez señaló que Piedrahíta Ceballos es una persona reconocida que tiene más de 20 años de ser empresario en la región. “Dios le ayude a solucionar sus problemas”.
En su columna, Yohir Akerman habló de dos hechos relacionan a Piedrahíta Ceballos con el actual gobernador de Antioquia.

"El primero sucedió el 24 de mayo de 2015 en un evento en la hacienda Santa Elena que realizó la esposa del alcalde de Caucasia, Andrea Chavera. Ese evento contó con la asistencia de Óscar Aníbal Suárez como aspirante a la Alcaldía de Caucasia y de, nada más y nada menos, el en ese momento candidato a la Gobernación de Antioquia Luis Pérez".
"El segundo elemento que relaciona a Piedrahíta Ceballos con el gobernador Luis Pérez es más reciente. El 25 de noviembre la revista Semana publicó un artículo sobre las finanzas del polémico alcalde de Barbosa, Édison García Restrepo".

[con informacion de el espectador]

Criminalidad | Con operativo al estilo Caballo de Troya cayó un cabecilla del Bajo Cauca

Onán de Jesús Ricardo Ensuncho, alias “Onán”, capturado en Tarazá, Antioquia. FOTO: cortesía Policía Nacional.

POR: NELSON MATTA COLORADO 


Una ingeniosa operación de la Policía, emulando la estrategia del caballo de Troya en la antigua Grecia, terminó con la captura de uno de los presuntos delincuentes más buscados de Antioquia.

El objetivo de los uniformados era Onán de Jesús Ricardo Ensuncho, alias “Onán”, supuesto cabecilla financiero de la organización criminal “los Urabeños” o “Clan del Golfo” en la subregión del Bajo Cauca.

De acuerdo con el relato de las autoridades, desde el año pasado se habían incrementado las pesquisas para dar con su paradero. Incluso fue incluido en la lista de los más buscados, pero ubicarlo resultaba difícil por la compleja red de contactos y campaneros que la banda tiene desplegados en la zona, y que le advertían el más mínimo movimiento de la Fuerza Pública.

En los últimos días, los agentes que le siguen el rastro recibieron información importante, según la cual “Onán” se desplazaría hacia la casa de sus suegros en el corregimiento La Caucana, del municipio de Tarazá. Los investigadores sabían además que el anillo de seguridad del cabecilla contaba con un listado de placas de vehículos de la Policía, por lo que debían emplear otro automotor para aproximarse al blanco.

En la mañana del martes, seis miembros del Comando de Operaciones Especiales y dos agentes de la Dijín se montaron en un camión de verduras. Mientras los agentes conducían, simulando ser distribuidores del revuelto, los comandos iban escondidos en el volco, entre los bultos de papa y cebolla.

Estuvieron 24 horas con la fachada, dando vueltas por la zona sin asomar la cabeza, para que los campaneros de la estructura ilegal se acostumbraran a la presencia del vehículo. Así lograron acercarse al sector La Loma, donde pernoctaba Ricardo Ensuncho en una vivienda.

A las 3:00 de la madrugada de este miércoles, los comandos saltaron del camión y allanaron la propiedad. “Onán”, sin escolta y desarmado, no tuvo más opción que rendirse.

El prontuario

Según archivos judiciales, conocidos por EL COLOMBIANO, en la década pasada Ricardo fue hombre de confianza de Ramiro Vanoy, alias “Cuco”, comandante del bloque Mineros de las Auc, facción que delinquió en Bajo Cauca y especialmente en Tarazá.

Tras la desmovilización del grupo en 2006, siguió en la clandestinidad y se sumó a las filas de “los Urabeños”. En la actualidad es sospechoso de coordinar las finanzas ilícitas de una subestructura de la organización, denominada bloque Pacificadores de Córdoba y Bajo Cauca, a órdenes de Aristides Meza Páez (“el Indio”) y Luis Vargas Gutiérrez (“Pipón”).

El informe del caso precisa que el detenido, de 39 años, “es señalado de los cobros extorsivos al sector minero y maderero, encargado del narcotráfico en la región y el tráfico de armas, municiones y explosivos”.

De la investigación preliminar, liderada por la Dirección de Fiscalías contra la Criminalidad Organizada, se desprende que “Onán” estaría enlazado con bandas del corregimiento Altavista de Medellín, aliadas a “los Urabeños”, para surtirlas de armamento y munición. Esta zona del suroccidente de la ciudad estuvo encendida entre junio y septiembre del presente año, por cuenta de enfrentamientos diarios entre combos locales y los grupos “urabeños”, que dejaron 14 muertos, dos paros de buses, dos rectores de colegio y el alcalde amenazados, deserción escolar de 200 niños y 80 desplazamientos forzados.

Tras la captura, “Onán” fue trasladado a Medellín para la audiencia de control de garantías, donde la Fiscalía le imputará el cargo de concierto para delinquir con fines de homicidio, extorsión y tráfico de estupefacientes.

[con informacion de el colombiano]

martes, 5 de diciembre de 2017

Piedra angular

Foto publicada por Alfredo Molano Jimeno
El pasado 30 de noviembre el agente especial del Departamento de Seguridad de Estados Unidos Christopher Ciccione II se declaró culpable en el caso 17-20651 ante el tribunal del Distrito Sur de la Florida.

Los delitos por los que la justicia estadounidense lo había llamado a juicio ocurrieron entre febrero de 2010 y octubre de 2011, cuando trabajó en Colombia para buscar y recopilar información sobre el narcotraficante José Bayron Piedrahíta Ceballos.

Piedrahíta Ceballos era buscado por la DEA y otras agencias de la justicia estadounidense desde 1996 en el marco de una operación llamada Cornerstone o piedra angular.

El agente Ciccione, una vez en Colombia, olvidó rápidamente su misión y por el contrario terminó reunido con su presa y aceptando sobornos, gracias a las buenas labores de un intermediario de Piedrahíta Ceballos llamado Juan Carlos Velasco Cano.

El capo de la droga le pagó al agente de Homeland Security, sólo en enero de 2010, más de 20.000 dólares en efectivo, pero también le facilitó estadías en el hotel Marriott de Bogotá, costosas cenas con importantes personajes públicos colombianos en el restaurante Pesquera Jaramillo, extravagantes fiestas y, claro está, prostitutas.

Un todo incluido.

Luego de esas atenciones de la mafia colombiana, el agente Ciccione, entre septiembre de 2010 y octubre de 2011, se encargó de proteger a Piedrahíta Ceballos generando información falsa para desviar y cerrar la investigación en su contra y, además, le consiguió documentos para que pudiera entrar de nuevo a los Estados Unidos.

Muy diligente.

Por esta razón, el 29 de septiembre el Cuerpo Técnico de Investigaciones de la Fiscalía capturó a Piedrahíta Ceballos en su finca en Antioquia. El capo era conocido por tener mucho poder en Caucasia y el Bajo Cauca por sus negocios de ganadería, sus relaciones con la mal llamada Oficina de Envigado y, más recientemente, por sus negocios con el hoy preso excongresista Otto Bula, atado al escándalo de los sobornos de Odebrecht.

Pero ahí no paran sus tentáculos.

Dos hechos relacionan a Piedrahíta Ceballos con el actual gobernador de Antioquia, Luis Pérez Gutiérrez.

El primero sucedió el 24 de mayo de 2015 en un evento en la hacienda Santa Elena que realizó la esposa del alcalde de Caucasia, Andrea Chavera. Ese evento contó con la asistencia de Óscar Aníbal Suárez como aspirante a la Alcaldía de Caucasia y de, nada más y nada menos, el en ese momento candidato a la Gobernación de Antioquia Luis Pérez.

José Nadín Arabia Abisaad, esposo de Andrea Chavera, fue alcalde de Caucasia entre el 2011 y el 2015 y durante su campaña la Misión de Observación Electoral (MOE) lo incluyó en la lista de candidatos cuestionados por la financiación de, sorpresa, sorpresa, Piedrahíta Ceballos.

Posteriormente, en el 2015, Arabia Abisaad apoyó a quien había sido su secretario de Hacienda, Óscar Suárez, para su sucesión en la Alcaldía de Caucasia. Gracias a la Fundación Paz y Reconciliación, se conoció que Suárez también fue financiado por Piedrahíta Ceballos y fuera de eso estaba relacionado con los hermanos Giovanni y Éder Pedraza Peña, muy conocidos en el mundo de los negocios ilegales.

No fue una coincidencia o un error la presencia del gobernador en el evento del 24 de mayo, y eso lo confirma otra foto del 21 de abril de 2016, en donde aparece José Piedrahíta Castillo, hijo de José Bayron Piedrahíta Ceballos, asistiendo muy tieso y muy majo a un Consejo de Seguridad realizado en el aeropuerto de Caucasia, donde se le ve al lado del alcalde Óscar Suárez, el exalcalde José Arabia y el gobernador Luis Pérez.

Piedrahíta Castillo seguramente estaba viendo cómo iba la inversión de su familia.
Pues bien, solo una semana después, el 3 de mayo de 2016, Piedrahíta Ceballos, su esposa y su hijo fueron incluidos en la Lista Clinton, al igual que varias empresas de su grupo. Una de esas compañías se llama Subasta Ganadera de Caucasia (Subagauca), la cual tiene como miembro de junta a José Nadín Arabia Abisaad.

El segundo elemento que relaciona a Piedrahíta Ceballos con el gobernador Luis Pérez es más reciente. El 25 de noviembre la revista Semana publicó un artículo sobre las finanzas del polémico alcalde de Barbosa, Édison García Restrepo.

Al final del artículo el alcalde hace una confesión al momento que le cuestionan sobre la procedencia de su dinero en la que dice: “Conocí al doctor Piedrahíta en un negocio que hay en el parque del pueblo, porque llegó con el ahora gobernador Luis Pérez, que fue quien me lo presentó”.

Vaya, vaya, vaya.

Después de estos dos hechos resulta importante que el gobernador de Antioquia responda sobre esta cercanía con el narcotraficante que sobornó al agente Ciccione con prostitutas.
Ahora bien, parece que Luis Pérez ya tenía experiencia con narcotraficantes, como lo muestra una carta del capo Pablo Escobar a la periodista Silvia María Hoyos.

La carta de junio 4 de 1991, el año más violento de la historia de Medellín, cuenta que Escobar se iba a reunir con el, en ese momento, rector de la Universidad de Antioquia, Luis Pérez Gutiérrez, para tramitar lo relacionado “a su estudio”.

La carta, firmada de su puño y letra y autenticada con la huella dactilar de Escobar, deja ver que Pérez Gutiérrez se iba a reunir con un confeso delincuente que ya tenía auto de detención en su contra por narcotráfico. Pero parece que esos son tan solo detalles para el hoy gobernador de Antioquia.

<con informacion de el Espectador>

Así va una 4G que sí tiene los recursos aprobados

La Conexión Norte (Caucasia - Zaragoza - Remedios) ya ha recibido $200.000 millones del cierre financiero, de un total de $1,3 billones.

A diferencia de gran parte de las vías de cuarta generación (4G), el proyecto Conexión Norte, en Antioquia, tiene todos sus recursos aprobados y está avanzando a toda marcha.

El proyecto, que es ejecutado por Autopistas del Nordeste, lleva 2 años de avance desde que se adjudicó y, en los últimos meses, ha recibido 10 desembolsos por unos $200.000 millones.

“Este es un proyecto que avanza, como todos, con muchos problemas, pero creo que llevamos uno de los mayores avances en los de la segunda ola; tenemos 12% aproximado de avance y más de 60 frentes de obra activos”, explicó Juan Manuel Mariño, gerente del concesionario.

Y es que esta es una de las 8 autopistas 4G que ya tiene cierre financiero definitivo, que en total asciende a US$250 millones con financiadores del exterior y $480.000 millones, más una línea de liquidez de $80.000 millones, para un total de $1,3 billones.

“Iniciamos con el mejoramiento en la vía entre Caucasia y Zaragoza, y ya tenemos obras en la unidad funcional 1, que es la nueva: se trata de una vía que no existe y que hoy son montañas entre estos municipios”, destacó Mariño.

Sin embargo, dice que está pasando por un momento coyuntural, pues si bien tienen aval del Mininterior de que no hay consultas previas pendientes, llegaron solicitudes a dicha cartera de comunidades que “alegan tener derecho a esto en esa zona”, afirmó.

Y agregó que el Ministerio está revisando la información, de la cual una comunidad afro alega estar en la UF1 (Remedios - Zaragoza), “las cuales dicen verse afectadas por el proyecto, y no deja de ser un temor, porque si bien tengo el certificado, sabemos de casos en que posterior al certificado ha tocado comenzar un nuevo proceso”.Finalmente, el gerente de Autopistas del Nordeste señala que, en lo relacionado con licencias y permisos ambientales, tienen todo al día.

“La licencia de la UF1 ya fue expedida hace un año y medio; también tenemos la de la variante Caucasia (que desembotellará la salida del casco urbano de ese municipio) al igual que el permiso para el tramo Zaragoza - Caucasia”, concluye.


<con informacion de portafolio>

Antioquia I Nexos del gobernador de Antioquia con narco que corrompió a agente de EE. UU.

Luis Pérez Gutiérrez aparece en 2 fotos con personas vinculadas a narco José Bayron Piedrahíta Ceballos.


El columnista deja ciertos interrogantes sobre nexos del actual gobernador de Antioquia con narco. Gobernación de Antioquia.
Piedrahíta Ceballos adquirió notoriedad cuando Christopher Ciccione II, agente del Departamento de Seguridad estadounidense, fue acusado de haberse dejado comprar de él con dinero y prostitutas para torcer su proceso en Estados Unidos, e incluso para conseguirle papeles para ingresar a ese país.

Ciccione II, que había venido a Colombia entre el 2010 y 2011 a recopilar información sobre Piedrahíta, se declaró culpable de los cargos la semana pasada.
De acuerdo con el columnista de El Espectador Yohir Akerman, Luis Pérez Gutiérrez aparece en eventos con personas cercanas a Piedrahíta Ceballos y, según él, esto va más allá de la simple coincidencia.

Pérez Gutiérrez, quien en ese momento solo era candidato a la gobernación, estuvo en el 2015 en un evento en la Hacienda Santa Helena, realizado por Andrea Chavera, esposa del alcalde de Caucasia, José Nadín Arabia Abisaad, para promover la candidatura de su sucesor, Óscar Aníbal Suárez.

“José Nadín Arabia Abisaad… fue alcalde de Caucasia entre el 2011 y el 2015 y durante su campaña la Misión de Observación Electoral (MOE) lo incluyó en la lista de candidatos cuestionados por la financiación de, sorpresa, sorpresa, Piedrahíta Ceballos”, dice Akerman.

Y Suárez también fue financiado por Piedrahíta Ceballos.


Ya posesionados en sus cargos, Suárez en la alcaldía de Caucasia y Pérez Gutiérrez en la gobernación de Antioquia, volvieron a aparecer en otra foto en un consejo de seguridad, en compañía del hijo de Piedrahíta Ceballos, José Piedrahíta Castillo.

< con informacion de pulzo>

¿Qué hará Starbucks en campos sembrados de coca en Briceño? La razón sorprendió hasta al gobernador

foto/cortesia

sábado, 2 de diciembre de 2017

10 presuntos miembros de “los Urabeños” fueron capturados en el Bajo Cauca

FOTO ARCHIVO COLPRENSA
COLPRENSA

La Policía y la Fiscalía General de la Nación reportaron este sábado la captura de diez supuestos integrantes de “los Urabeños” o “Clan del Golfo”, presuntamente dedicados a la comisión de homicidios selectivos en el Bajo Cauca antioqueño.

Se trata de nueve hombres y una mujer a quienes les fueron imputados los delitos de concierto para delinquir agravado, homicidio agravado y porte ilegal de armas de fuego.

Los detenidos son señalados como presuntos responsables de diez homicidios cometidos entre el 18 de enero y el 7 de octubre de este año. En esa última fecha fueron asesinadas cinco personas dentro de un taxi en el municipio de Caucasia. 

Todos los investigados fueron cobijados con medida de aseguramiento en centro carcelario y no se allanaron a los cargos imputados.

En la misma zona fue capturado en días pasados dos supuestos cabecillas urbanos de la mencionada estructura criminal y el actual concejal del municipio de Tarazá, Carlos Mario Mira Romero, encargado de verificar la contratación de la Alcaldía.

También se capturó al jefe de Recursos Humanos de hospital de Tarazá, Bobil de Jesús Bedoya Ruíz, alias Boby, y a la enfermera del mismo centro asistencial María Adalia Bustamante Bustamante.

Estos funcionarios, al parecer, se encargaban de enviar medicamentos y prestar asistencia médica a los combatientes de “los Urabeños” ubicados en zonas rurales.

Igualmente, fue capturado el patrullero de la Policía Nacional, José Antonio Amashta de León, adscrito a la Estación de Policía de Tarazá.

[Con información del Colombiano]

viernes, 1 de diciembre de 2017

Tres integrantes del ‘Clan del Golfo’ se entregaron al Ejército en Carepa y Turbo

Foto: Ejército Nacional
 En las últimas horas tres integrantes del ‘Clan del Golfo’ decidieron someterse a la justicia.

Alias ‘el Gordo’, de 37 años de edad, y alias ‘el Negro’, de 24 años, se entregaron al Ejército en las instalaciones de la Décima Séptima Brigada, en Carepa, hasta donde llegaron en motocicleta en la que viajaron desde la Costa Atlántica.

En días anteriores habían tenido contacto con la institución para entregarse.Los dos hombres delinquían en el Bajo Cauca antioqueño, y se encargaban de realizar las extorsiones a comerciantes, transportadores, ganaderos y agricultores en Córdoba. Alias ‘el Gordo’ llevaba ocho años al servicio del ‘Clan del Golfo’, y alias ‘el Negro’ tenía un recorrido criminal de más de nueve años.

Además de las dos entregas, también se sometió en área rural de Turbo alias ‘Chucky’ o ‘Burrito’, de 21 años de edad. El individuo, quien entregó una pistola con munición para la misma, llevaba más de tres años al servicio de este grupo armado organizado, del que decidió apartarse al recibir la orden de asesinar a su propio hermano.

[con informacion de minuto 30]

Denuncia Ciudadana

   Sigue la Corrupción En Caucasia En Algunos Policias