miércoles, 8 de noviembre de 2017

Se detecta un complot para asesinar al periodista Leiderman Ortiz


Por: La verdad del Pueblo

 

Debido a la publicación del periódico La Verdad del Pueblo en la edición número 34, donde se reveló una serie de investigaciones sobre corrupción y nexos con bandas criminales, se detectó un acercamiento entre la administración y las bandas criminales para asesinar al periodista Leiderman Ortiz, donde se conoció además que ofrecieron cierta cantidad de dinero para que el sicario fuera traído desde la ciudad de Medellín.

Esta información la pudo tener La Verdad del Pueblo a raíz de unos informantes muy confidenciales y posteriormente fue analizada por un funcionario de la Dijín de Bogotá, quien viene realizando diferentes investigaciones en el Bajo Cauca. 

La Verdad del pueblo ha contado con unas fuentes muy importantes, dado que la información que recibe de estas es tan precisa que se han visto los resultados. El trabajo periodístico de investigación ha contado con fuentes que le han brindado información precisa, y es por esto, es que quieren atentar contra el periodista asociado con ex funcionarios y funcionarios de la alcaldía de Caucasia.

Este complot se viene formando desde que salió a circular la edición número 34 de este medio, sin descartar que ya venían tiempo atrás planeándolo, todo debido a que el periódico La Verdad del Pueblo está esclareciendo los asesinatos que han tenido renombre en Caucasia como el del señor Sergio Guerra, el periodista Dorance Herrera y Oscar Reales, conocido también como “Molo”.

Alias “Tony” ha venido cogiendo muchas alas y poder en la organización y es uno de los que está coordinando para que el periodista dé la caída junto con sus escoltas y así poder asesinarlo. Sin embargo, esto no ha sido posible, dado que al parecer el dinero ofrecido no era suficiente para los que venían a hacer la vuelta desde la ciudad de Medellín; fueron 90 millones de pesos que salieron desde la alcaldía de Caucasia y que fueron repartidos entre tres personas bastante interesadas en el asesinato del periodista en partes iguales, es decir, cada una de las personas implicadas daban de a 30 millones de pesos, además de esto, alias “Tony” debía poner 20 millones de pesos adicionales para un total de 110 millones de pesos por el asesinato del periodista.

Pero esto no ha sido todo, resulta que hace un mes aproximadamente, una fuente de este medio llegó en horas de la noche a informar que habían contratado a alias “Pitalua” para campanear cada uno de los movimientos del periodista y así poder asesinarlo, la fuente duró aproximadamente quince minutos dando la información y pasada casi una hora después del encuentro llegaron dos hombres motorizados y con casco, suceso bastante sospechoso, dado que el periodista no tenía cita pendiente con ninguna persona; al asomarse por la ventana pudo notar que mientras uno de ellos tocaba el timbre de la residencia, el otro aceleraba la moto. Tras este suceso, el periodista Leiderman Ortiz acudió a la llamada de sus escoltas, quienes reaccionaron inmediatamente para velar por su seguridad, pero cuando estos alcanzaron a llegar a la residencia los sospechosos se habían marchado, dado que no habían logrado tener contacto con el implicado.


Lo que llama bastante la atención, es la coincidencia entre la llegada de la información y el suceso, lo que vuelve a confirmar la confiabilidad de las fuentes y la relación entre la clase política que gobierna el municipio de Caucasia y la plaga más grande que tiene el Bajo Cauca, las bacrines.

                                        La campanera de la administración  

Indra Regino, Jefe de Comunicaciones de la alcaldía

Pero antes de suceder todo este inconveniente de atentado, de amenazas y de saber la información sobre el complot contra Leiderman Ortiz, este medio pudo tener en su poder un pantallazo de whatsapp donde Indra Regino, quien es actualmente la Jefe Comunicaciones de la alcaldía de Caucasia, le envía una foto donde se puede ver al periodista de espaldas, a su jefe Oscar Suárez, acompañada de un mensaje que decía lo siguiente: “Jefe Oscar acá al auditorio llegó el señor Leiderman con sus guachimanes”.

La comunicadora cumple el papel de campanera en la administración, y está pendiente de los movimientos del periodista Leiderman para reportarlos inmediatamente, para La Verdad del Pueblo es bastante preocupante que personas como Indra Regino estén pendientes de los movimientos del periodista Leiderman para luego notificarlos, ya que no se logra comprender cuál es el verdadero fin de estos.

Lo anterior, conlleva a cuestionarse si la Comunicadora es una integrante más de la organización Bacrin-política que hay en el municipio de Caucasia, la cual es la causante de la persecución y el complot que busca vulnerar la integridad física del periodista de La verdad del Pueblo; y es más grave la situación, si se tiene en cuenta los atentados y las amenazas que ha tenido este, lo cual lo han llevado a contar con medidas cautelares.

Sería importante que la Federación Colombiana de Periodistas (FECOLPER) y la Fundación Para la Libertad de Prensa (FLIP), tuvieran en cuenta lo que está haciendo esta comunicadora, que al parecer, no tiene un poco de solidaridad con los periodistas que amenazados en Colombia, sino que por el contrario, se presta para atacarlos como si fuera una bandida más de Caucasia



                                  





No hay comentarios.: