jueves, 30 de noviembre de 2017

Capturan a hacendado por la masacre de El Aro

Masacre el aro.

El hecho, ocurrido entre el 22 y el 27 de octubre de 1997, fue perpetrado por hombres de las ACCU, quienes estaban bajo el comando de Carlos Castaño y Salvatore Mancuso. Aún prevalece la impunidad.

La masacre del Aro (corregimiento del municipio antioqueño de Ituango), ocurrida entre el 22 y el 27 de octubre de 1997, y en la que fueron asesinadas quince personas por manos de las entonces llamadas Autodefensas Campesinas de Córdoba y Urabá (ACCU), es una de los hechos que la justicia colombiana no esclarece completamente, pues se ignora còmo un ejército criminal de más de 200 hombres logró moverse con soltura desde el bajo cauca hasta el norte antioqueño.

El caso no está cerrado y ahora por orden de la Fiscalía General de la Nación emitida el 26 de diciembre de 2014 y confirmada el 30 de junio de 2016, fue capturado en Santa Rosa de Osos el hacendado Jaime Alberto de Jesús Angulo Osorio, pues se presume que participó en la avanzada paramilitares que además de asesinar amedrentó a la comunidad con torturas y agresionaes sexuales.

Según la Fiscalía, "la orden de captura en contra de Angulo Osorio fue proferida por la Dirección Especializada contra las Violaciones a los Derechos Humanos, tras imponer medida de aseguramiento de detención preventiva en centro carcelario como presunto responsable de los delitos de homicidio agravado, tortura y violencia sexual, dentro de la investigación que se adelanta en el marco de la Ley 600 de 2000".

Angulo Osorio fue capturado la noche del pasado 5 de noviembre por unidades de la Dirección de Tránsito y Transporte Seccional Antioquia, cuando viajaba por el kilómetro 68 de vía Hatillo – Llanos de Cuiva, en Santa Rosa de Osos, norte de Antioquia. Al hacendado se le atribuye colaboración en los homicidios de Fabio Antonio Zuleta Zabala, Omar De Jesús Ortiz Carmona, Omar Iván Gutiérrez Nohaba, Olquín Jair Díaz Pérez, Arnulfo Sánchez Álvarez, José Darío Martínez Pérez, Otoniel de Jesús Tejada, Wilmar de Jesús Restrepo Arango, Marco Aurelio Areiza Osorio, Nelson de Jesús Palacio Cárdenas, Nelson Cuadrado Urrego, Wilson Padilla y Guillermo Andrés Mendoza Posso.

"De acuerdo con la investigación, en esos días se registró la incursión de más de doscientos (200) paramilitares que permanecieron en este lugar durante más de una semana cometiendo todo tipo de delitos, como homicidios, torturas y ataques sexuales sobre las mujeres de este lugar. Destruyeron gran parte del corregimiento y forzaron a los habitantes a desplazarse a lugares aledaños".

Hasta el momendo las versiones de las víctimas no han sido confirmadas, como la que se ha repetido en varios testimonios: que durante los días de la masacre dos helicópteros rondaban El Aro, uno de ellos amarillo, cuya descripción coincide con el helicóptero que hasta el día de hoy es propiedad de la Gobernación de Antioquia. Hay que recordar que en julio de 2006, la Corte Interamericana de Derechos Humanos condenó al Estado colombiano la masacre y lo obligó a investigar el caso.

Hasta el día de hoy, El Aro no se termina de recuperar de esa incursión y muchos recuerdan la larga tortura que sufrió Marco Aurelio Areiza, un humilde tendero que fue amarrado a un naranjo, torturado, para finalmente sacarle el corazón de un tajo. En el corregimiento apenas viven unas 50 familias, cuando en los primeros años de la década del 90 eran más de trescientas. Muchos temen volver, pero todos esperan la verdad.

[con informacion de semana]

No hay comentarios.: