jueves, 26 de octubre de 2017

El Mexicano que fue enlace de Los Zetas en el Bajo Cauca


Irineo Sánchez Romero se hacía llamar El Mexicano [homónimo de Gonzalo Rodríguez Gacha, del cartel de Medellín] y era integrante del cartel de Los Zetas, una de las estructuras narcotraficantes mexicanas que desde hace unos dos años tiene negocios con las Autodefensas Gaitanistas de Colombia, no sólo en Urabá, sino también en el Bajo Cauca, en donde se produce la mayoría de la materia prima para la producción de cocaína en el país.


Esta alianza coincidió con la captura de alias El Mexicano, quien, de acuerdo a información confidencial, suministró la indicación sobre la avioneta tipo Cessna 172 monomotor que incautaron en el corregimiento de Guarumo, en Cáceres. Análisis urbano pregunta: ¿a quién pertenece la finca donde fue decomisada la avioneta cargada de cocaína?

Fuentes consultadas por Eli_Inspector mencionaron que durante el año 2016 era común ver a un hombre que hablaba mexicano, se movilizaba en un vehículo deportivo, sin que fuera requerido por las autoridades, además de frecuentar varias sitios de rumba en la zona rosa de Caucasia, conocida como El Pajonal, en donde departía con hombres del negocio y mujeres voluptuosas.

En un centro comercial de Medellín las autoridades capturaron a Irineo Sánchez Romero. De acuerdo a información de inteligencia, se encontraba en Colombia hace dos años y servía de enlace negociador entre el cartel mexicano Los Zetas y el Clan del Golfo, para el tráfico de droga hacia el centro y norte de América.

Este hombre, quien habría logrado evadir durante varios meses a la justicia, logró huir el año anterior de un procedimiento judicial en el que fueron capturados sus primeros contactos en Colombia, alias Fama y El Turco. Sánchez Romero tiene vigente una solicitud de extradición emitida por una corte del Distrito Sur de la Florida por narcotráfico.

El cartel de Los Zetas es una estructura mexicana dedicada al narcotráfico y al terrorismo, que cuenta con un brazo armado que organiza las mafias locales y estatales dentro de una franquicia de la delincuencia organizada transnacional, cuyas actividades delictivas son el tráfico ilícito de estupefacientes, a nivel nacional e internacional, la extorsión, el secuestro y el homicidio.

Tal como lo reveló en su edición dominical la Unidad Investigativa de El Tiempo, uno de los colados en las listas de las Farc, entregadas a la Oficina del Alto Comisionado para la Paz, fue Irineo Romero Sánchez, de nacionalidad mexicana, quien, de acuerdo a información de terreno fue hasta el momento de su captura, en enero de 2017, fue enlace del cartel de Los Zetas con Los Caparrapos y las Autodefensas Gaitanistas.

No hay comentarios.: