domingo, 10 de septiembre de 2017

El apetito de los gamonales con la circunscripción especial del Bajo Cauca


Por: Eli_Inspector [Tomado de Análisis Urbano]
El Acuerdo Final para la Terminación del Conflicto firmado entre el Gobierno y las Farc, rechazado por los promotores del No el 2 de octubre de 2016, y renegociado y firmado el 24 de noviembre en el Teatro Colón, en Bogotá, dejó consignada la participación política de los territorios en donde ha habido presencia histórica del conflicto armado, por lo que en el Punto 2: ‘Participación política’, en el aparte 2.3.6., se concertaron las circunscripciones especiales de paz: “(…) con el objetivo de garantizar una mejor integración de zonas especialmente afectadas por el conflicto, el abandono y la débil presencia institucional”.

Los territorios afectados por el conflicto, a lo largo y ancho del país, fueron agrupados en dieciséis (16) circunscripciones especiales, dos (2) de ellas en Antioquia: Bajo Cauca y Urabá. Lo particular de estas dos circunscripciones es que se ubican en subregiones en donde el proyecto paramilitar de las Autodefensas Unidas de Córdoba y Urabá (AUCC), y luego las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), así como su proyecto de refundación de la patria, a través de las fichas políticas en el Congreso de la República, en lo que se conoció como la ‘parapolítica’, y ahora son dominadas por las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC) o Clan del Golfo, quienes dominan el territorio, controlan el negocio del narcotráfico y las rentas ilegales, y dirigen las rutas de embarque.

La circunscripción del Bajo Cauca (C-3) está integrada por trece (13) municipios: Cáceres, Caucasia (zona rural), El Bagre, Nechí, Tarazá, Zaragoza, Segovia, Remedios, Anorí, Amalfi, Briceño, Ituango y Valdivia. En todos ellos ha habido presencia de paramilitares, se han cometido masacres y fueron corredores de los frentes de las Farc hoy concentrados en las zonas veredales y desarmados.
  
¿Qué es lo que preocupa en dicha circunscripción especial? Desde hace un par de meses políticas de la región del Bajo Cauca, muchos de ellos exalcaldes vinculados con la criminalidad, exconvictos o con cuentas pendientes por la parapolítica, luego de haber sido alfiles o testaferros de Ramiro Vanoy Murillo, alias Cuco Vanoy, y Carlos Mario Jiménez, alias Macaco, están haciendo cálculos políticas, buscando cómo apoderarse de dicha curul y cómo acceder a que uno de sus pupilos logre la candidatura por la circunscripción.

El exalcalde y exconvicto Miguel Ángel Gómez García, el poder detrás de la alcaldía de Tarazá, en donde logró poner a Gladis Rebeca Miguel Vides, avalada por el Partido Liberal, es uno de los parapolíticos que ven en la circunscripción una forma de reencaucharse, pese a que hace parte del equipo del congresista Julián Bedoya Pulgarín, quien aspirará al Senado.

En Cáceres el exalcalde Hugo de Jesús Barrera Gómez, señalado de ser uno de los testaferros de Cuco Vanoy, exjefe del Bloque Mineros, también se suma al proyecto de las circunscripciones, viendo como ficha clave para su propósito a un excandidato a la alcaldía que ha estado vinculado con organizaciones comunales y campesinas. Una fuente consultada, que pidió se reservara su nombre, dijo que el exalcalde está empecinado en sacar un candidato por el Bajo Cauca y, de ser posible, de Cáceres.

En Caucasia tres exalcaldes con vínculos con parapolítica: José Nadín Arabia Abissad, Juan Carlos Garcés Estrada y Jorge Iván Valencia Rivera, están jugados por buscar apoderarse de la circunscripción especial. A ellos se suma el excandidato a la alcaldía de Caucasia José Dairo Bedoya Hincapié, fiel seguidor del congresista Julián Bedoya, que ante la imposibilidad de aspirar en las elecciones de 2015 puso a su esposa: Neri Montiel de Bedoya. Si Bedoya Hincapié no puede aspirar a dicha circunscripción ha manifestado que apoyará a otro candidato. Una mala noticia: la zona urbana de Caucasia no está dentro de la jurisdicción de la circunscripción especial. El excandidato Leovigildo Madera, cercano a Juan Carlos Garcés, también está dentro de la lista.

¿Y las subregiones de Nordeste: Segovia, Remedios, Anorí y Amalfi, en donde el oro y el narcotráfico son fortín de la criminalidad, y el Norte: Ituango, Briceño e Ituango, en donde las Farc fueron la autoridad, qué opinan de las circunscripciones?

La Asociación Campesina de Ituango (ASCIT) ve la circunscripción especial como un proyecto difuso, en donde los políticos del Bajo Cauca han ido tomando ventaja, porque la idiosincrasia entre las dos subregiones es muy diferente, aunque el conflicto y la economía ha sido la misma: Clan del Golfo (antes Frente 18 de las Farc) y cultivos de coca.

Dentro de la circunscripción especial de paz del Bajo Cauca están asentadas tres (3) Zonas Veredales Transitorias de Normalización (ZVTN): en Ituango, vereda Santa Lucía; Anorí, vereda La Plancha; y Remedios, vereda Carrizales. Anorí y Remedios hacen parte del Nordeste, por lo que podría tener mayor protagonismo en las elecciones parlamentarias.

En el Bajo Cauca no fue ubicada ninguna ZVTN por el dominio territorial de las Autodefensas Gaitanistas y el conflicto azuzado por el narcotráfico que se conecta con la subregión de Urabá, en donde está ubicada la circunscripción de C-16.

El Ministerio del Interior ya tiene formulado el texto del proyecto de Acto Legislativo que radicará el 20 de julio ante el Congreso de la República, que deberá ser tramitado dentro del fast track con mensaje de urgencia y pueda ser aplicado en las elecciones parlamentarias del 11 de marzo de 2018. El proyecto comprende dos periodos legislativos: 2018-2022 y 2022-2016, y tiene los siguientes requisitos para ser postulado: “Los candidatos sólo pueden ser inscritos por grupos significativos de ciudadanos, organizaciones sociales, consejos comunitarios o resguardos indígenas legalmente constituidos…”. Lo novedoso y a la vez atractivo para los gamonales es que contarán con financiación especial por parte del Estado, lo que no acarrearía gastos a quienes están acostumbrados a gastar millones de pesos en compra de votos, tamales y tejas. [Ver borrador Acto Legislativo_circunscripciones]

Otro barrera que se la atraviesa a estos politiqueros del Bajo Cauca es que se le exige a aspirantes que sean “habitantes regulares de la circunscripción o desplazados de estos territorios en proceso de retorno”, por lo que quienes hayan sido candidatos a cargos de elección popular en otras elecciones y no acrediten dichos requisitos quedarán excluidos.


El Acuerdo Final está actualmente en la etapa de implementación por parte del Gobierno, que ha sido tibio y lento en el cumplimiento de lo pactado con las Farc, a quienes no les han cumplido con la amnistía total. Ojalá que con las circunscripciones especiales sí haya una participación real de los excluidos, y no el regreso reencauchado de los voceros de la criminalidad al Congreso de la República. 

Cáceres | Municipio de Cáceres compró a testaferro un lote que supera 400 veces el valor de la hectárea


Por: Eli_Inspector [Tomado de analisisurbano.org]
El exalcalde de Cáceres en el periodo 2001-2003, Hugo de Jesús Barrera Gómez, investigado por la Fiscalía General de la Nación, por compulsa de copias de la Sala de Justicia y Paz, del Tribunal Superior de Medellín, por su presunta relación con el jefe paramilitar Ramiro Vanoy Murillo, alias Cuco Vanoy, a quien le sirvió de testaferro, estando a su nombre 19 fincas, una mina, un lote y un apartamento, los cuales fueron incautados y se encuentran en extinción de dominio para la reparar a las víctimas.

Su condición de ganadero y negociante le sirvió al exalcalde Barrera Gómez para que en el año 2005 varios socios de la hacienda Candilejas, localizada en Cáceres, le vendieron un lote de 415 hectáreas por un valor de quince millones de pesos ($15.000.000).

Una década después, en 2015, vendería a precio de usura 59 hectáreas al municipio de Cáceres, compradas por el alcalde Ubaldo de Jesús Pacheco Julio, por mil cinco millones sesenta y cinco mil pesos ($1.005.065.000), a razón de diecisiete millones treinta y cinco mil pesos ($17.035.000) hectárea, cuando Barrera Gómez había comprado a treinta y seis mil ciento cuarenta y cuatro millones ($36.144).

La hectárea comprada por Barrera Gómez en 2005 supera en el precio en razón de 471 veces el valor de la hectárea, como si un una década hubiera aumentado de manera tan exagerada el valor de la hectárea en una zona de conflicto como es el Bajo Cauca.

Este negocio que debe ser revisado por los entes de control como la Procuraduría General de la Nación y la Contraloría General de Antioquia, además de ser objeto de investigación penal por la Unidad de Delitos contra la Administración Pública de la Fiscalía General de la Nación.

En la Notaría Cuarta del Círculo de Medellín el 30 de noviembre de 2005 se dieron cita el comprador Hugo de Jesús Barrera Gómez, y los vendedores Germán Darío Solórzano Peláez, Néstor de Jesús Giraldo Ossa, Guillermo León Molina Molina, Raúl Eduardo Molina Osorio, Rubén Darío Arango Montoya, Gonzalo Ramírez Hoyos, Luis Bernardo Peláez y Heinz Simson Liefmann, representante legal de la sociedad Simson B. R. O. Ltda. [Ver Escritura 5063 de 2005]

El exalcalde de Cáceres Hugo de Jesús Barrera, señalado de haber sido testaferro del jefe paramilitar Ramiro Vanoy Murillo, alias Cuco Vanoy, por lo cual está siendo investigado por la Fiscalía General de la Nación, además de encontrarse inhabilitado para contratar con el Estado por parte de la Procuraduría General, por 5 años [desde el 1/06/2016 hasta el 31/05/2021], celebró en el año 2015 un contrato de compraventa de un lote con la Alcaldía de Cáceres, a través del alcalde Ubaldo Enrique Pacheco Julio.


Ubaldo Enrique Pacheco Julio fue elegido alcalde de Cáceres en elecciones atípicas celebradas el 11 de marzo de 2012, luego de la destitución e inhabilidad por 11 años de su hermano Benito Pacheco Julio por parte de la Procuraduría el 29 de diciembre de 2011, 3 días antes de posesionarse [1/ene/2012]. [Ver fallo Procuraduría]

El último año de gobierno el alcalde Ubaldo Enrique, quien gobernó en su cuatrienio con el eslogan “De la mano con mi hermano”, tomó la decisión de comprar un lote con el siguiente objeto: “será destinado única y exclusivamente para la conservación y protección de la microcuenca que surte el acueducto de la cabecera municipal de Cáceres”.

Lo particular del contrato de compraventa es el valor del predio: mil cinco millones sesenta y cinco mil pesos ($1.005.065.000), como consta en la Escritura Pública 115 del 22 de abril de 2015 y de la cual dio fe el Notario Único del Círculo de Cáceres, Álvaro Rafael Parra Colón. [Ver Escritura Pública 115 de 2015]

Otra curiosidad del contrato de compraventa entre el exalcalde Hugo de Jesús Barrera Gómez y el alcalde Ubaldo Enrique Pacheco, es que el dinero con el cual fue comprado el lote fue un empréstito con el Instituto para el Desarrollo de Antioquia –IDEA-, conocido como el banco de los municipios pobres, como consta en el Acuerdo Municipal N° 006 del 4 de agosto de 2014: “Por medio del cual se autoriza la contratación de un empréstito”, aprobado por el Concejo de Cáceres.

El lote de terreno vendido al municipio de Cáceres tiene un área de 59 hectáreas y hace parte del inmueble denominado hacienda Candilejas, el cual tiene una cabida de 415 hectáreas, por lo que en manos del exalcalde Barrera Gómez aún quedan 456 hectáreas que podrá vender a un muy buen precio, teniendo en cuenta que se le encareció la tierra con el negocio con el municipio de Cáceres.

Cáceres es uno de los municipios de la subregión del Bajo Cauca más pobres y con mayores necesidades básicas insatisfechas de acuerdo al Departamento Nacional de Planeación –DNP- con un 89% de su población en condiciones de pobreza y en el 2015 tuvo una cifra de 10.645 personas víctimas de desplazamiento forzado. En cuanto al cumplimiento en el componente de agua y saneamiento básico se encuentra descertificado, por lo que el agua no es potable ni apta para el consumo humano. [Ver ficha DNP_2015]

La Contraloría General de la República a través del Contralor Delegado para las Finanzas Públicas certifica que en el año 2016 el municipio de Cáceres superó en un 78,39% los Ingresos Corrientes de Libre Destinación, siento la cifra total de recaudo de tres mil trescientos veintiochos millones setecientos treinta y dos mil ($3.328.732.000). [Ver Certificado Ley 617_vigencia 2016]


El recaudo en el año 2016 fue de $3.328 millones, mientras el negocio entre el exalcalde Hugo de Jesús Barrera Gómez y el alcalde Ubaldo Pacheco Julio por $1.025 millones. ¿Y dónde están las autoridades?