LO MÁS LEÍDO

Criminalidad | Cayó alias ‘Tom’, principal cabecilla de La Oficina de Envigado

Aliasm Tom La Policía Nacional, en coordinación con la Fiscalía General de la Nación, capturó en Antioquia a Juan Carlos Mesa Vallej...

Búsqueda:

jueves, 19 de abril de 2018

Policía del Bajo Cauca pide más denuncia ciudadana contra el crimen

Un campanero de bandas criminales del Bajo Cauca recibe un sueldo de un millón doscientos mil pesos y un celular.



Caracol Radio Medellín

Pese al aumento en el número de hombres de la fuerza pública en el Bajo Cauca, especialmente en el municipio de Tarazá, los hechos violentos continúan casi a diario en algunos municipios, reconocen las autoridades.-

Sin embargo, la Policía en esa subregión también admite que la mayor dificultad para que las autoridades tengan una reacción más rápida y eficaz, es la falta de colaboración ciudadana, lo que estaría soportado en el terror que han implantado las bandas criminales en esa localidad.

Hace pocos días, la dirección de la Policía y la seccional en Antioquia enviaron otros 40 uniformados al municipio de Tarazá para reforzar la seguridad en el área urbana, con lo cual esa presencia policial supera los 140, y, además, permanece activa la red de informantes, pero ejercer el control es cada vez más difícil.

“Pero en este momento es muy complicado: el homicida puede estar parado ahí, pero nadie lo señala y sí hay un temor muy grande por que como aquí todo lo solucionan es a bala… La comunidad la verdad se ha dedicado es al silencio, ese es el factor que ellos nunca han podido superar, este tipo de violencia en la región. Entonces no le dicen a uno si se fue, como iba, qué ropa tenía, cómo se fue, nada”, enfatizó el coronel Daniel Mazo, comandante de la policía en el Bajo Cauca.

Estrategias criminales

El oficial también develó otra estrategia de los ilegales para evadir a las autoridades: el cambio o rotación periódica de los sicarios, con la intención de que no sean identificados por los investigadores que actualmente trabajan en la zona tratando de llevar a los estrados judiciales a los responsables de los crímenes.

“Los sicarios los cambian, no son de la localidad… cuando nosotros ya tenemos más o menos ubicada una persona y estamos reuniendo todo el acervo probatorio para entrar a judicializarlo, lo cambian y llevan uno nuevo y volvemos a empezar de cero en este trabajo”, recalcó el oficial.

Reconoció que los llamados “campaneros”, personas civiles que informan a los cabecillas de las bandas criminales todos los movimientos de las autoridades, es otro problema que afrontan las autoridades.

Caracol Radio conoció que estas personas reciben un salario mensual de hasta un millón doscientos mil pesos y un celular con minutos, solo para que hagan esa actividad de dar información sobre las actuaciones de la policía y el ejército.

[con informacion de Caracol Radio Medellin]

Combates entre Ejército y Clan del Golfo habrían dejado tres muertos

Los enfrentamientos ocurrieron en el Bajo Cauca y sur de Córdoba.

Combates Ejército / Foto AFP

Por: Camila Carvajal - CV


Tropas de la Séptima División del Ejército confirmaron los enfrentamientos con integrantes del Clan del Golfo entre los municipios de San José de Uré y Tarazá.
Producto de estos enfrentamientos habrían sido abatidos tres integrantes de este grupo armado, según confirman tropas de la brigada 11 que continúan en combate.
A la zona fueron enviados grupos de las Fuerzas Especiales para continuar con la persecución del Clan del Golfo, acusado de los recientes desplazamientos en el Bajo Cauca antioqueño.
Una vez finalicen las operaciones, la Fuerza Pública entregará el balance de las confrontaciones.
[Con información de Blu Radio]

lunes, 16 de abril de 2018

Guerra entre dos bandas disparó los homicidios en Antioquia

La Gobernación conformó una mesa de trabajo con Ejército y Policía para restablecer la seguridad. FOTO MANUEL SALDARRIAGA

POR VANESA RESTREPO

Entre el 1 de enero y el 10 de abril, en Antioquia fueron asesinadas 662 personas: un promedio de 6,6 homicidios por día. La cifra tiene preocupadas a las autoridades porque significa que hay un aumento de 33,5 % en los asesinatos, respecto al mismo período de 2017.

Luis Pérez Gutiérrez, gobernador de Antioquia, aseguró que por primera vez en muchos años, la mayoría de los casos ocurrieron en zona rural. “Anteriormente en Antioquia había más homicidios en las zonas urbanas que en las zonas rurales, pero hoy con el enfrentamiento entre bandas se nos volteó la balanza”, dijo.

Según las cifras publicadas por la Gobernación, 64 % de los asesinatos ocurrieron en zonas rurales y el 36 % tuvieron lugar en sectores urbanos.

Los responsables

Pérez cree que los asesinatos que se concentran especialmente en las regiones del Norte y Bajo Cauca, obedecen a un enfrentamiento entre bandas criminales que luchan por el dominio territorial. “Sus intereses son económicos: negocios como la coca y la minería ilegal”, declaró.

Su secretaria de Gobierno, Victoria Eugenia Ramírez, reveló que las bandas implicadas son el “Clan del Golfo”, también llamada “Urabeños”; y el grupo “los Caparrapos”.

Agregó que Tarazá, Caucasia, Yarumal y Andes son los municipios más golpeados por esta violencia y anunció que en conjunto con la Policía y las alcaldías se están adelantando operativos para contrarrestar la acción criminal.

EL COLOMBIANO intentó comunicarse con las alcaldías mencionadas por Ramírez, pero solo tuvo respuesta de Jairo Aníbal Areiza, mandatario de Yarumal, quien manifestó que en enero el municipio vivió una racha violenta (con masacre de 7 personas en una vereda). “La cosa después de eso se calmó pero sí han llegado muchos desplazados de Tarazá y Cáceres, así como bandas de allá que están extorsionando en las veredas”.

Los socios del negocio

Analistas consultados por este diario coinciden en afirmar que en la disputa, además de las bandas mencionadas, están también carteles mexicanos que financian la guerra en busca de más coca y mejores rutas; y campesinos que viven entre incumplimientos estatales y presiones armadas.

Rubén Darío Acevedo, doctor en historia y experto en conflicto, manifestó que lo que se vive en Antioquia es similar a lo que está ocurriendo en el Catatumbo, Cauca y Putumayo, donde “hay una ausencia de la Fuerza Pública y el Estado, y antecedentes de disputas entre guerrillas y paramilitares por el control de rutas y coca”.

Sergio Mesa Cárdenas, investigador de la Ong Corpades, explicó que los municipios con mayores índices de violencia tienen una conexión directa con Briceño e Ituango, y con el Nudo del Paramillo, zonas de cultivos ilícitos. “En los últimos años aunque hay planes piloto de sustitución, los cultivos han crecido y eso atrajo el interés de grupos criminales del norte del país, bandas de Medellín y carteles de México”, sostuvo.

Según Mesa, la banda de “los Caparrapos”, liderada por alias “Ratón”, tiene alianzas con el cartel Jalisco Nueva Generación de México y la banda de “los Triana”, de Medellín. Sobre el “Clan del Golfo”, liderado por alias “Gonzalito”, el investigador asegura que tienen el respaldo de la banda “Pachelly” surgida en Bello y del cartel de “los Zetas”.

La Gobernación responsabilizó a ambos grupos de los desplazamientos de campesinos ocurridos en los últimos días en Tarazá y Caucasia .

[¨con informacion de El Colombiano]

sábado, 14 de abril de 2018

Ante la ola de violencia en la zona Siguen los desplazamientos en el bajo Cauca Antioqueño

Foto cortesía - desplazados


Redacción Digital

El incremento del conflicto armado en la región del Bajo Cauca Antioqueño, ha afectado a la población causando unos factores de violencia notables, pues los constantes enfrentamientos entre grupos ilegales como los Gaitanistas y los Caparrapos con el Ejercito Nacional, cada día hace que la población se llene de temor y salgan huyendo de los corregimientos.

Ante esta situación de la alerta por el fenómeno del desplazamiento, la Gobernación de Antioquia informo por medio de un comunicado, que el gobernador Luis Pérez le ha pedido al Ejercito Nacional actuar con mayor apresuramiento y efectividad para garantizar la seguridad en la zona más afectada por parte de estos grupos al margen de la ley.

Lea también: Alcalde Federico Gutiérrez solicita ayuda por desplazados del Bajo Cauca en la ciudad de Medellín.

Según las estadísticas que dio a conocer hoy la Administración municipal de Taraza actualmente han llegado alrededor de 43 familias al municipio, de los corregimientos Moizo, Acacias, y Embaretado, se espera que lleguen más familias según el director de la unidad de víctimas de Antioquia, Jorge Mario Álzate Maldonado.

El crecimiento del fenómeno de la violencia, y el pánico en las zonas rurales que hoy desata estos grupos ha atemorizado alrededor de 700 familias que hoy se encuentran desplazadas y desprotegidas por culpa de la fuerza pública que no garantiza seguridad en la zona.

La Verdad del Pueblo quien se ha caracterizado por la protección de los derechos humanos, le hace un llamado al gobierno nacional para que entregue ayudas humanitarias y se apersone de la situación que hoy vive la gente que se encuentran en los albergues de los municipios y en la capital del departamento de Antioquia.

[La Verdad del Pueblo]

jueves, 12 de abril de 2018

Alcalde Federico Gutiérrez solicita ayuda por desplazados del Bajo Cauca en la ciudad de Medellín.

Foto cortesía.


Redacción digital

El Bajo Cauca antioqueño está pasando por un difícil momento, del conflicto armado que actualmente se está viviendo por culpa de las BACRIM, que hoy se disputan el territorio del bajo cauca.

es algo muy alarmante pues el orden público parece no mejorar, y cada día las personas que habitan en los corregimientos que hoy viven el conflicto de cerca prefieren desplazarse a los cascos urbanos, o a la capital del departamento antioqueño.

Ante el disparado número de desplazados del bajo cauca, que ha llegado a la ciudad de Medellín en los últimos 4 meses, el alcalde Federico Gutiérrez, le solicito al Gobierno Nacional, con urgencia, la intervención y ponga en marcha un plan para atender y velar por esta población que hoy se encuentra desprotegida y vulnerable ante la situación que se está viviendo actualmente.


La solicitud va en el sentido de que la entidad central entable cuanto antes un esquema de trabajo conjunto entre instituciones del mandato local, regional, y nacional, competentes en la materia, de acuerdo con lo que ordena la Ley 1448 de 2011, para responder a las necesidades de las familias desplazadas.

Según las estadísticas de la secretaria de inclusión Familia y Derechos Humanos de la alcaldía, este año han llegado a Medellín 1.837, personas desplazadas de diversos corregimientos y municipios del bajo cauca antioqueño, un total de 603 familias desplazadas que representa el 53% del total De todos los desplazados que han llegado este año a la ciudad de Medellín, buscando refugio y atención humanitaria.

Este medio que se ha desempeñado en defender y proteger los Derechos Humanos de toda la población del bajo cauca antioqueño, por lo tanto, queremos solicitarle al gobierno nacional, una protección especial para estas familias que se encuentran resguardadas en la ciudad de Medellín, y para las familias que se encuentran en las zonas de los corregimientos, brindarle la protección necesaria y el pronto restablecimiento de la seguridad.  


[La Verdad del Pueblo]

sábado, 7 de abril de 2018

Piamonte el Fortín y centro estratégico más grande de las bandas criminales en el bajo cauca antioqueño.


Foto cortesia 
Redacción digital.

La verdad del pueblo, viajo hoy hacia el corregimiento de Piamonte jurisdicción del municipio de Cáceres en el departamento de Antioquia, donde este corregimiento se encuentra totalmente desprotegida y abandonada por el estado y utilizado por las bandas criminales como Fortín de guerra.

Un corregimiento que queda a tan solo 22 kilómetros de la cabecera municipal, y lo más absurdo es que no hay un control por parte de la fuerza pública, Piamonte es una zona demasiado crítica, pues estos grupos amenazan e intimidan a la población que hoy habitan en este corregimiento.

Piamonte es considerados como la zona más famosa para los comandantes de influencia de la organización, y allí también habitan los hombres más cercanos a los comandantes. Para los habitantes, que tienen que pagarles vacunas a estos comandantes en pocas palabras representan la ley en la región del bajo cauca antioqueño.

En el 2014 se vivió un caso Extremadamente impactante y fue el asesinato de Sixto Peralta en plena vía pública, lo decapitaron con un machete y dejaron el cuerpo en el mismo lugar por varias horas, para que toda la población mirara cual era el precio de no pagar vacuna.

Estos grupos intimidan y atemorizan a las personas que trabajan, la que sacan la cara por la región, esas personas que dia-dia lucha por un sustento, por una tranquilidad sueñan porque se les restablezcan su seguridad, pero estos bandidos son un cáncer que la misma población debe lidiar y aprender a convivir con ellos, pues estos ilegales tienen el poder económico y social de este corregimiento.

Muchos de los integrantes de las Bacrim han elegido por vivir en Piamonte porque es uno de los lugares más seguros para evadir las operaciones hecha por la fuerza pública. A su sector sólo se puede acceder por ferry, y el corto recorrido por río es fuertemente custodiada por varios campaneros armados, quienes vigilan a todo el que entra o sale.

En la vía hay varios retenes, el primero está en el río Cauca, que hay que cruzar en ferry, donde los Bandidos cobran según el vehículo y la intención del viaje, hay que cruzar varios retenes donde el clan del golfo tiene el control total. Esas son tierras que antes ostentaba Carlos Mario Jiménez, 'Macaco', y que hoy son del Clan del golfo.

La información que hemos tenido es que todos esos (Johnson-canoas), y el ferry  están bajo al mando de este grupo ilegal, es decir Piamonte es un centro de operaciones donde estos grupos coordinan una serie de cosas, pues es que Piamonte es tan estratégico que tiene un sin numero de salidas a la hora de un operativo, esta vereda puede dar salida a la isla de las amarguras, la platanera y por ultimo al corregimiento de guarumo, es un corredor estratégico de ellos por el río o por carretera donde sale también a el Bagre, Puerto Colombia, Cáceres, y Jardín

Mas adentro, en el área rural de Piamonte, que es vigilada por unidades que cuidan los cultivos de coca de las Bacrim, así como sus laboratorios de procesamiento de cocaína, sus minas de oro ilegales y los escondites de armamento pesado.

En la isla de La Amargura y La Plantera, a las que se llega en ferry desde Piamonte, es donde aparentemente viven los altos mandos de la organización. Esta isla también permite ocultar las casas de pique de las bandas criminales, Según por información de los habitantes y fuentes de las bandas criminales, la isla ha sido convertidas en un punto estratégico para la realización de reuniones con comerciantes o políticos de la región.

[la Verdad del Pueblo]

viernes, 6 de abril de 2018

Aproximadamente 111 personas han sido asesinadas en el bajo cauca antioqueño en lo que va corrido de este año.

En lo que va corrido de este 2018, 63 personas han sido asesinadas en zona rural, y 48 en el casco urbano de la subregión.



Redacción digital.

La unidad investigativa de la verdad del pueblo ha hecho un trabajo investigativo abundante contra las bandas criminales que hoy día se disputa en la subregión del Bajo Cauca Antioqueño.

Los enfrentamientos que están llevando acabo estos grupos ilegales, como los Caparrapos, la guerrilla del ELN, y los Gaitanistas están causando unos factores de violencia, como homicidios, desplazamientos, extorsión entre otros.

En lo que va corrido de este año 63 personas han sido asesinadas en las veredas y 48 en el casco urbano.

Cifras alarmantes, según Antioquia reporta un incremento del 34% en datos de homicidio, en comparación con el mismo periodo del año 2017 según un informe de la Gobernación discriminado por regiones.

Según el comandante de la policía de Caucasia coronel Daniel Mazo Cardona, afirmo que los puntos más graves de violencia se presentan en los municipios de Caucasia, Cáceres, y Taraza donde ha habido y hemos sido testigos de un mayor número de muertes violentas, Insistió que la lucha del territorio es para dominar la economía ilegal y esto mantiene atemorizada a la población civil de esta región.

Pese al incremento del pie de fuerza en la región, no se ha visto grandes resultados para restablecer la seguridad de los habitantes de estos municipios, pues la situación cada día parece no mejorar, las personas prefieren irse que denunciar pese al temor que estos grupos ilegales hoy siembra en todo el territorio.

Este 11 de abril, las jurisdicciones locales y departamentales realizarán un Comité de Justicia Transicional, para estudiar la situación y verificar que garantías de seguridad se le pueden brindar a estas familias para que puedan retornar a la zona rural.

Este medio de comunicación invita a toda la población del bajo cauca a denunciar, a estas personas que esta perjudicando a toda la población en general, toda información que nos puedan brindar, será recibida para así contrarrestar a estos grupos tenemos que ir de la mano, con la institucionalidad y el amor propio por nuestra región que hoy esta siendo golpeada por la violencia que esta causando estas bandas criminales.

[La Verdad del Pueblo]